21 dic. 2013

Una cuenta sin abonar


Por France Warren
Tras su aparición en La hora final (Stanley Kramer, 1959), que mostró a los espectadores la imagen de una mujer atormentada por mil acontecimientos, Ava Gardner intentó retirarse del cine. Sentía que no representaba un papel, que lo que hacía era confesarse involuntariamente ante el despiadado objetivo de la cámara, y de esta manera la actriz ya no encontraba justificación a su existencia. De ahí su tenaz busqueda de la soledad, una soledad en la que encontrarse a si misma, o, por el contrario, el deseo de aturdirse en las reuniones para olvidar tantos días consumidos sin significado. Su boda con Frank Sinatra en aquel tiempo pudo suponer una busqueda de descanso y seguridad. Pero aquello se rompió y Frank se fue de su lado menos atormentado, triunfando como actor y cantante, mientras Ava se dedicaba a ir a las fiestas, provocando a menudo salidas de tono y pequeños incidentes como el que relatamos a continuación.
El escenario: Rendez-Vous del Hilton (Madrid). La actriz estaba reunida con la hija de Alan Ladd (que iba acompañada de un joven desconocido) y dos hombres que le daban escolta. La cámara de un conocido fotógrafo estaba siguiendo las evoluciones, un tanto dislocadas, del twist de una Miss Europa. De repente, el objetivo reparó en el grupo, que se mostró sorprendido con el primer disparo de la cámara. La actriz respondió agresivamente a la indiscrección mirando fijamente hacia el objetivo. Pero no pasó nada, en el siguiente disparo simplemente volvió el rostro. Luego, Miss Ladd salió a bailar un twist con su acompañante. Al terminar la canción y volver a la mesa, Ava y sus dos escoltas habían desaparecido: las bebidas estaban intactas sobre la mesa, las consumiciones sin abonar... Ava había respondido así a la presencia del fotógrafo. Esta vez eligió abandonar silenciosamente la fiesta sin armar un tumulto. En cualquier caso, optaba de nuevo por la soledad, la soledad de una gran estrella que después de una etapa de triunfos tenía que afrontar un porvenir incierto.
(Fotos: Revista Triunfo, 1962)
Colabora: equipotucson(.)gmail.com
2007-2015©Equipotucson